Notas de Tandil

Tandil Formación de movedizas

Conozca más sobre Tandil

El Cerro la Movediza se ubica al N.O. de la ciudad de Tandil formando parte de las sierras de la Tandilia dómica. Una larga historia geológica originó las formas que maravillaron...

La formación de “movedizas” - Prof. Ana María MeineriEl Cerro la Movediza se ubica al N.O. de la ciudad de Tandil formando parte de las sierras de la Tandilia dómica. Una larga historia geológica originó las formas que maravillaron a los turistas hasta principios del siglo XX, cuando una gran roca coronaba el Cerro donde mantenía un delicado equilibrio.Resulta difícil de entender el inconmensurable trabajo de la naturaleza que, en una inacabada y peculiar interacción de procesos, crea y recrea las singularidades de la superficie terrestre.Algunos fenómenos físicos son lo suficientemente lentos como para generar la ilusión de que el paisaje no cambia. Pero, inexorablemente, a diario se combinan procesos tendientes a un equilibrio en el planeta.“Estos procesos son puestos en acción por tres tipos de fuerzas subyacentes. Las primeras son fuerzas que tienen su origen en una distribución desigual de la energía solar sobre la superficie de la Tierra. (…)Las segundas son fuerzas cuya energía procede del interior de la Tierra y que reciben el nombre de fuerzas tectónicas. Su naturaleza aún no es bien conocida, pero el impacto de estas fuerzas de expansión y compresión (es decir, fuerzas que respectivamente ensanchan y comprimen partes de la corteza terrestre) es fácilmente visible en la superficie terrestre. La tercera es la fuerza de la gravedad que se relaciona con la masa de la Tierra.”1 El sistema resultante es complejo, interactuando otras fuerzas como la rotación de la Tierra y la precesión, a las que se debe agregar la acción del hombre, que con su tecnología acentúa o demora algunos procesos naturales dejando en el paisaje su impronta cultural.En la estructura de Tandilia las fuerzas tectónicas originan un sistema de bloques fallados. El basamento cristalino es sometido a grandes presiones y altas temperaturas, sufriendo una intensa deformación interna durante por lo menos tres episodios (Dalla Salda, 1988). Repetidamente asciende material del interior de la Tierra que no llega a superficie (intrusiones magmáticas) y se enfría lentamente en profundidad generando filones y diques (1850 millones de años).Este proceso explica las diferencias en la composición de las rocas. Aparecen milonitas (usadas como lajas), alineadas como gigantescos libros, entre rocas graníticas.Los fenómenos tensionales, conexos a la repercusión del movimiento andino, determinan la formación de un sistema de diaclasas (fisuras) verticales, oblicuas y horizontales.Las fuerzas externas, principalmente la precipitación, trabajan sobre las rocas. Es probable que los perfiles de meteorización se hayan originado en tiempos geológicos con climas diferentes a los actuales.El proceso de meteorización química comienza con la infiltración de agua por las diaclasas, que altera al feldespato, el resto de los minerales se suelta, formándose arena por disgregación del granito. La estructura interna de las migmatitas (convexa laminar) favorece la formación de bochones de diferente tamaño.En los antiguos frentes de cantera se puede observar la fracturación, las diaclasas se entrecruzan, formando rocas angulosas que se presentan como grandes cajas apiladas, en cuyas aristas cambia el color por la alteración producida por el agua.Así, el relieve es el resultado de un complejo sistema de fuerzas que actuando durante millones de años nos brindan las formas actuales. El sistema de Tandilia dómica originado por el desplazamiento de bloques, forman los cerros donde afloran las rocas graníticas. Entre ellos se destaca El Cerro la Movediza. Allí largos procesos de meteorización trabajan selectivamente. “Los minerales que cristalizan a las temperaturas más altas durante el enfriamiento del magma, son los menos resistentes a la meteorización química, y los que se formaron posteriormente los más resistente” (R. C. Rice)De acuerdo a la composición de las rocas se disgregan algunos bloques y otros, más resistentes, por escamación toman formas redondeadas o pinaculadas.La fuerza de la gravedad, actuando a través del tiempo, completa la tarea. La erosión mueve la arena disgregada y deja a la vista los grandes bochones que formaron parte de una misma zona, subdividida por un sistema de diaclasas. Algunos tienen base de sustentación suficiente, otros caen y quedan apoyados sobre los afloramientos rocosos. En ocasiones se mantienen inexplicablemente dominando las cumbres como La Movediza.1 Patton, C. P. y otros “Curso de Geografía Fìsica” pág.12.

Fotogalería de Tandil Formación de movedizas

Compartí esta información a tus amigos!!

Ir a otras notas